THE WORLD
OF SCAME

Italy

Parre (Bergamo)

Please, select your language

Buscar producto


Navigator

   

ScameOnLine
14 de Octubre de 2011

Iluminación
La lámpara y sus comprimarios

Quizás el objeto más paradigmático de todo el universo de la electricidad es la lámpara incandescente. Es totalmente paradigmático que su diseño estilizado se usa aún hoy en las caricaturas para indicar que el personaje, sobre la cabeza del cual aparece, ha tenido una idea que modificará el curso de la historia. Y alrededor de la lamparita gira todo un universo de productos, componentes, dispositivos destinados a su encendido.

Ahora, a decir la verdad, está perdiendo un poco de prestigio. Algunas lámparas incandescentes están fuera de norma y no se construyen más, se tiende, a menudo, a usar otras fuentes de iluminación y siempre más a menudo los led. Difícil pensar que el diseño del led sustituirá el diseño de la lámpara incandescente en las caricaturas, por consiguiente, es oportuno homenajearla con alguna noticia sobre su historia.

 

Un poco de historia

La lámpara incandescente nace en 1879. Su inventor, Edison, logró hacer funcionar la lámpara durante 45 horas ininterrumpidas produciendo dos lúmenes por vatio.
El filamento de tungsteno fue introducido en 1907. Otro avance se realiza en 1913, gracias a la introducción en las ampollas, de un gas inerte y a la espiralización del filamento. Se alcanza, en estos años, una eficiencia luminosa de 12 lúmenes por vatio.

Las lámparas alógenas son de fines de los años 50 mientras los primeros tubos de alta tensión para carteles luminosos son del 1910. Del 1935 son las primeras bombillas a vapor de mercurio para la iluminación vial y en 1936 nacen las lámparas tubulares fluorescentes. De unos treinta años es el nacimiento de las primeras lámparas fluorescentes compactas integradas con acople tradicional del tipo E27.

 

La primera unidad de medición y la primera aplicación pública italiana

La primera definición de la unidad de medida de la intensidad luminosa (vela) es del 1884.
Milán es la primera ciudad italiana a iluminarse con lámparas incandescentes: en el año 1883, la central de Santa Radegonda proporcionaba la alimentación a 1100 bombillas situadas en el centro histórico.

Los usos de la luz eléctrica se iban ampliando. En 1900 se escribía: “ésta parece haberse convertido en un pasatiempo, y en varias ciudades no es raro ver por la noche que se encienden y se apagan, con el objetivo de realizar publicidad, miles de lámparas incandescentes de mil colores, en las paredes de los grandes almacenes, dispuestas forman diferentes diseños,.... encendidos y apagados que constituyen, en su conjunto, un verdadero juego que, sería infantil, si no fuera una verdadera fuente no pequeña de lucro”.

 

Alrededor de la bombilla

Y bien, la bombilla pasó a ser algo imprescindible. Un protagonista tan importante de la historia de la electricidad, y sus herederos, no pueden más que hacer uso de otros tantos importantes y necesarios elementos de acompañamiento. Con sólo mirar, por ejemplo, el catálogo Scame para ver la cantidad de productos que permiten a la bombilla de encenderse, desde los aparatos de iluminación portátiles (serie Hale) a los portalámparas (Serie Lux) a los minicanales (serie Wado), a los interruptores, a las tomas (Libera, Omnia, Optima, Protecta).

Todos, aquellos de Scame, de excelente calidad. Por otra parte, para un actor de la talla de la bombilla y para sus herederos, ¿por qué no usar componentes igualmente renombrados?

 


Conozca más
- Productos: Aparatos de iluminación


 

Rev.15.0126      

 

Share
 
 
 
Búsqueda
Testo:
Código:
Descripción:
 
 
Utilidad
Aprende a encontrar entre miles de configuraciones, el quadro para usted.
Identifica los productos compatibles con el Scame material.
 
 
Publicidad
 

 
 
 
 

Búsqueda - Language [] - Site Map - Contact - Privacy - Legal Notice
©2005-2017 - SCAME PARRE S.p.A. - P.IVA IT 00137900163 - Active users: 584